jueves, 1 de diciembre de 2016

Gravedad Cero

La Historia de la manzana y Newton es casi tan famosa como la de Eva, el paraíso y la manzana. ¿Qué tendrán las manzanas? Desde entonces conocemos de la gravedad y que a causa de esa fuerza, como habitantes de este lugar llamado Mundo andamos pegados al suelo. La fuerza de la gravedad nos une a la tierra y así podemos caminar y correr y no ir por ahí ingrávidos y gentiles como pompas de jabón. Andar sin rozar el suelo, levitar y flotar sin mancharse los zapatos son cualidades que sólo unos pocos poseen. Imagina vivir a kilómetros de altura de los demás, sin rozarte con ellos, sin nada que os una, y sólo ver a los demás desde arriba, pequeñitos.
Esa es la situación de vida de algunos políticos del PP, que envueltos en sus coches oficiales, rodeados de informes que alguien lee por ellos y comiendo en reservados afirman en sede parlamentaria que nadie cobra por debajo del Salario Mínimo Interprofesional, porque sería delito, ¡oíga!. Y si te enteras que pasa, por favor,  me lo vas denunciando, que me parece que es ilegal.
Otros en cambio, en un alarde de sinceridad sin parangón y saliéndose del guión/ideario nuestro de cada día es capaz de asimilar las condiciones laborales de las camareras de piso con las que pueda tener un médico en el sistema público de salud. Tú haces tantas habitaciones al día y mi hermano ve al mismo número de pacientes. Así es la vida.
Vivir en una realidad paralela es cuando te crees superior, cuando tienes falta de conexión con la sociedad a la que quieres gobernar y que te pone en esa situación política de poder, cuando te crees de clase superior. No pensar en quien te atiende en el bar, quien te arregla la habitación cuando vas a hoteles de muchas estrellas o no ponerte en ningún momento en el lugar de quien te deja el coche incólume todos los días demuestra clasismo. Y si te quieres dedicar al servicio público, la verdad es que, Pablo Casado, no lo veo. Cómo podemos entender el pueblo llano que lo nuestro, lo de la clase trabajadora lo mires desde el filtro único para tí de tu situación de élite. Gravitar no es de políticos, los mundos paralelos deberían estar gravados por Hacienda con el IVA de lujo y los clasistas sin salir de sus torres de cristal. Aunque bien pensado, igual lo vuestro se quita trabajando y si lo experimentáis, ya sea por necesidad o por descuido, os puede facilitar la empatía
Pablo, Fátima, bajad a la tierra y mirad quienes somos y cómo vivimos gracias a vosotros, a vuestras reformas y a vuestra estafa. Decidle a vuestros alcaldes machistas que no berreen contra las mujeres por sus ideas, que no desprecien a las ciudadanas a las que se debe. Empatizar con la ciudadanía porque sólo caminando con nuestros zapatos podréis ser justos en vuestras decisiones. Entiendo que son más cómodos los lujosos italianos y castellanos que lleváis en los pies, pero así no va esto.
"El clasismo es esa concepción de la sociedad que agrupa en la estupidez a esos seres humanos que se sienten distintos de todos aquellos que nos sentimos exactamente iguales a los demás."
 @enelreves

 M.D. de Cospedal: "Defendemos que hay que cuidar del que no tiene nada y del que vive en una situación de exclusión social, pero hay que animar a aquel que se quiere ganar la vida dignamente"
 A. Mato: "Mi momento favorito del día es por la mañana cuando veo cómo visten a mis niños"
M. Arias: "Ya no quedan camareros como los de antes: aquellos camareros maravillosos que teníamos, que le pedíamos un cortado, un nosequé, mi tostada con crema, la mía con manteca colorada, cerdo, y a mí uno de boquerones en vinagre y venían y te lo traían rápidamente y con una enorme eficacia" 




No hay comentarios: